Del placer de correr

Este texto va dedicado a mis amigos Catalina, Vanessa y Andrés, cómplices de este gran amor. Quienes me siguen desde el año pasado (o más atrás), saben que desde octubre de 2015 comencé a correr. Fue una decisión que yo no tomé, llegó a mí, me atrapó, me enamoró, me clavó par de besos (o parSigue leyendo «Del placer de correr»